Tendencias recientes en el arbitraje institucional. ¿Hacia un control más estricto del árbitro?

Árbitros, abogados, empresarios e inversores coincidieron en la tendencia hacia una estandarización de la labor arbitral internacional, bajo el control proactivo de las instituciones arbitrales , en un evento en Madrid, organizado por Forest Partners

Relevantes personalidades del mundo de la abogacía y de la empresa privada se dieron cita el pasado 21 de abril en un evento organizado por Forest Partners, con la colaboración de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid, en el que se abordaron las últimas novedades en el entorno arbitral. Moderó el encuentro D. José Vicente Estrada, socio fundador de Forest Partners, e intervinieron como ponentes, Don Pascual Sala Sánchez, Socio Consultor de Roca Junyent S.L.; Ex Presidente del Tribunal Constitucional; Ex Presidente del Tribunal Supremo y Consejo General del Poder Judicial y Ex Presidente del Tribunal de Cuentas; Don Lucas Osorio Iturmendi Socio Director de la oficina de Hogan Lovells en Madrid y socio en el área Mercantil, así como abogado del Estado en excedencia y Jean-Marie Vulliemin, Dr. en derecho, responsable de la oficina de Ginebra y de Madrid de la firma suiza Froriep Legal y árbitro internacional con amplia experiencia, en particular en España y América Latina.

La introducción del nuevo Reglamento de Arbitraje de la Corte Internacional de Arbitraje de la CCI, de 2017, y de la correspondiente Nota sobre la conducción del arbitraje, de 1 de marzo de 2017, han supuesto una nueva muestra de la progresiva estandarización de la labor arbitral por parte de aquellas instituciones arbitrales que promueven su presencia global

En este desayuno informativo, que congregó a más de 70 asistentes, se puso de manifiesto que el sector del Arbitraje en nuestro país se enfrenta a un nuevo reto consecuencia de la adaptación de los diferentes reglamentos de la Cortes Arbitrales nacionales a este nuevo paradigma y se analizaron los pro y contras de las diferentes alternativas de las Instituciones Arbitrales para establecer mecanismos de control a la labor del árbitro apropiados y no intrusivos.

DON PASCUAL SALA SÁNCHEZ, realizó una brillante exposición en la que afirmó que sería recomendable establecer una instancia de revisión dentro de la propia institución arbitral de carácter voluntario que fuera designada por las partes y que emitiese recomendaciones no vinculantes relativas al cumplimiento de requisitos formales del laudo y de respeto del estricto cumplimiento de los cauces procesales oportunos en el procedimiento arbitral. En opinión del Sr. Sala , este tipo de control reduciría la proliferación de las acciones de anulación de laudos arbitrales, así como la intervención del poder judicial en el ámbito arbitral.

DON LUCAS OSORIO ITURMENDI dedicó su intervención a analizar los elementos más relevantes en cuanto al control institucional del nombramiento y recusación de los árbitros.

"Lucas defendió que se establezca un cauce procesal de intervención del árbitro en el proceso de su propia recusación al efecto de que se le permita conocer los motivos de dicha recusación y, en su caso, oponer las alegaciones pertinentes. El Sr. Osorio, también planteó el debate sobre si el árbitro puede defender su posición en el caso de que una recusación afecte su prestigio profesional."

DON JEAN-MARIE VULLIEMIN a colación de la perspectiva expresada por Don Lucas Osorio, hizo hincapié en la posición del árbitro para con la institución, la cual supervisa su quehacer, y puede decidir unilateralmente de su permanencia y remuneración. Jean-Marie señaló la relevancia de reconocer los derechos procesales del árbitro en relación con las decisiones de la Institución que le afecten directamente, como pueden ser su recusación o remoción, o incluso la fijación de sus honorarios..

Así mismo, hizo hincapié en la generalización de una tendencia globalizante en el arbitraje internacional, que siendo positiva podría dar lugar a un cambio de paradigma en la figura del árbitro, el cual llegaría a ser un auxiliar de la institución arbitral. Esta, en nombre de las partes, inviste al árbitro del poder jurisdiccional, y les garantiza, mediante el control que ejerce sobre la misión arbitral, un estándar de calidad que la ejecución internacional del laudo.

Resultó destacable el consenso entre los ponentes en relación a la calidad de las instituciones arbitrales y los profesionales del sector del arbitraje en nuestro país, que coloca la práctica arbitral española en estándares de calidad equiparables a las instituciones internacionales de mayor nivel.

Más información:

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia de uso. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya han sido establecidas. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

  Acepto las cookies de este sitio